Porque las mujeres son infieles a sus maridos

 

porque las mujeres son infieles a sus maridos

 

¿Por qué las mujeres son infieles a sus parejas?

 

Una de las preguntas que con mayor frecuencia se hacen algunos hombres (sobre todo los casados) es por qué la mujer es infiel en el matrimonio.  

 

Loading...

El marido por lo general no tiene idea de que su mujer lo engañó, lo está engañando o está contemplando la posibilidad serle infiel porque no es feliz en el matrimonio.

 

El viejo refrán que dice: “el marido es el último en enterarse” es cierto en este caso. Desafortunadamente, una vez que una mujer es infiel a su marido, hay una alta probabilidad de que lo vuelva a hacer si se le presenta la oportunidad.

 

En el artículo de hoy hablaremos de las principales razones por las que las mujeres engañan a sus maridos, así que si no deseas que te monten los cuernos (o te los vuelvan a poner) sigue leyendo…

 

[ Lee también: Cómo pillar una infidelidad ]

 

¿Por qué las mujeres son infieles a sus maridos?

 

Pérdida de interés

 

Muchas mujeres que engañan a sus maridos lo hacen debido a que se sienten  descuidadas por su cónyuge. La emoción se ha ido y la mujer busca algo de aventura y emoción para poder alejarse un poco de su realidad.

 

Una mujer quiere ser el centro de atención de su hombre, y si en los últimos años su marido la ha descuidado en ese aspecto puede ocurrir la infidelidad.

 

Le atrae otro hombre

 

A menudo sucede que algunas mujeres encuentran a un amigo, compañero de trabajo o incluso a un extraño, atractivo. La atracción sexual es una sensación difícil de combatir.

 

Las mujeres que son infieles por atracción física, lo hacen por la gratificación sexual solamente. No hay conexión, ni compromiso o sentimientos involucrados, sólo el deseo de tener una aventura sexual.

 

[ Lee también: ¿Cómo puedo saber si mi esposa me es infiel? ]

 

Rabia y frustración

 

Puede ocurrir que la mujer esté resentida con su marido pues se siente atrapada en una relación que pareciera no ir a ningún lado. Estos sentimientos son difíciles de ocultar.

 

Ella se vuelve hostil hacia su cónyuge y cae en los brazos de otro hombre buscando a alguien que entienda sus problemas y esté dispuesto a satisfacerla tanto sexual como mentalmente.

 

Falta de comunicación

 

Puede ocurrir que la mujer no se sienta satisfecha sexualmente en el matrimonio, pero no se atreve a decírselo a su marido y poco a poco esta insatisfacción va haciendo mella en la relación y en los sentimientos que ella siente hacia su pareja.

 

La falta de comunicación hace que la mujer se sienta poco querida y apreciada, y al no ser comprendida puede caer en la tentación de ser infiel.  

 

Los años pasan

 

porque las mujeres son infieles a sus maridos

¡No es lo que parece, querido!

Muchas mujeres engañan a sus maridos cuando llegan a cierta edad. Muchos conocen esto como la menopausia. Así como los hombres pasan por la crisis de la mediana edad y quieren un auto deportivo o se buscan mujeres más jóvenes para sentir que la juventud no se ha ido, las esposas también tienen deseos y puntos de vista similares.

 

La mujer puede querer experimentar cosas nuevas o recordar momentos vividos en su juventud.  Algunas mujeres salen a la caza de un hombre más joven tan sólo por curiosidad o por calmar sus necesidades sexuales insatisfechas.

 

Aburrida de la vida

 

Por último, algunas mujeres son infieles a sus maridos por el simple hecho de encontrarse aburridas de la vida matrimonial.

 

Si una pareja ha estado casada desde muy jóvenes, puede llegar un punto en que la relación se estanque, y la mujer puede sentir la necesidad de ver que hay más allá de la puerta de su casa.

 

[ Lee también: ¿Por qué se acaba el amor en el matrimonio? ]

 

El aburrimiento y el querer salir de la rutina diaria es una las principales causas de infidelidad femenina, como me dijo recientemente una lectora que me escribió diciéndome que a su vida marital le faltaba un toque de locura como dice José Luis Rodríguez “El Puma” en esta canción:

 

Loading...

A Otras personas también les gustó:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.