Cómo superar una infidelidad

como superar una infidelidad_

6 maneras de evitar que una infidelidad arruine tu matrimonio

Por Lynda Pineda

¿Es posible superar la pérdida de confianza en la pareja después de una infidelidad?

Si fuiste engañada por tu marido, pero has decidido perdonarle, debes estar dispuesta a hacerlo a pesar de todas las consecuencias.

Loading...

Una infidelidad no tiene por qué arruinar tu matrimonio. Dándole tiempo al tiempo, con mucho esfuerzo y siguiendo estos 6 consejos, puedes poner nuevamente orden en tu vida marital.

A menudo, los hombres que tienen una aventura extramarital, no terminan quedándose con la amante, pero si con un montón de papeles de divorcio. Si tu marido te traicionó, y de alguna manera encontraste la fuerza para perdonarle todo el dolor y la humillación que tuviste que pasar, debes poner algunas reglas para que ese desliz no arruine tu matrimonio.

Dejar en el pasado una infidelidad no es una tarea fácil. Sin embargo, pasar por un divorcio, explicarle todo a los niños, y seguir por la vida sin la persona que amas, sin duda será mucho más difícil.

¿Cómo superar una infidelidad en tu matrimonio?

Aquí tienes unos puntos clave que debes tener en cuenta si tu pareja tuvo un romance y quieren superarlo en equipo:

¡LIBRO GRATIS! 

"30 ERRORES PELIGROSOS QUE ESPANTAN A UNA MUJER"

Núm. 1 Aprende de tus errores

A menos que en verdad tu esposo sea un infiel-monta-cachos-aventurero sin remedio, tú tienes que asumir cierta responsabilidad por lo sucedido.

Espera, espera, ¡no me malinterpretes!

No estoy diciendo que tienes que culparte por el proceder de tu marido. Pero si, reconoce que el matrimonio es un trabajo en equipo, y que a lo mejor hiciste o dejaste de hacer algunas cosas que llevó a tu pareja a irse por el mal camino.

Tal vez descuidaste a tu hombre. Tal vez tus celos lo obstinaron, y él simplemente quería un descanso de tanta presión.

Quizás estabas distraída, concentrada en otras cosas y descuidaste la relación. Tal vez la chispa de amor entre ustedes dos se desvaneció, y no hiciste nada para encenderla de nuevo. Tal vez no le diste suficiente apoyo emocional a tu pareja.

No importa cual haya sido la razón, tómate tu tiempo, y trata de determinar el momento en que te diste cuenta que las cosas empezaron a cambiar. Una vez que te des cuenta de eso, tú y tu pareja podrán aprender de los errores cometidos, con la esperanza que nunca se repita de nuevo.

Recuerda que no debes culparte por lo que hizo tu marido. Si está arrepentido y quiere una nueva oportunidad a tu lado, es porque se ha dado cuenta de lo que tenía en casa y teme perderte.

[ Lee también: ¿Por qué se acaba el amor en el matrimonio? ]

Núm. 2 No escarbes en el pasado si puedes evitarlo

Aunque tu marido debe sentirse muy mal por lo que pasó, debes comprender que cargar con la culpa no va a ayudar a salvar el matrimonio.

Dile a tu cónyuge: “No puedo prometerte que no voy a hablar de esto otra vez. Soy un ser humano. Sin embargo, te prometo que voy a hacer mi mayor esfuerzo.

Sé sincera en tu promesa, y haz un esfuerzo por morderte la lengua cada vez que quieras sacar a relucir el incidente y arremeter contra tu cónyuge. Saca todo lo que llevas por dentro antes de tomar la decisión de volver con él.

Núm. 3 Haz tu mayor esfuerzo

Ignorar algo tan doloroso como es descubrir que tu cónyuge te fue infiel, no es fácil. Claro, algunas mujeres toman el camino fácil de alejarse, pero otras optan por quedarse por distintas razones, entre las que se incluyen los niños, los problemas financieros, o lo más importante, porque aman a su cónyuge y quieren darle otra oportunidad.

Independientemente de tus razones para seguir con tu pareja después de la infidelidad, tienes que saber que no va a ser fácil, y requerirá que hagas un gran esfuerzo. Puede que no hayas sido tú la infiel, pero, de igual manera tienes que hacer el esfuerzo para lograr que tu matrimonio siga adelante.

Probablemente piensas que tu esposo no se merece la oportunidad que le estás ofreciendo, pero tienes que estar por encima de las dificultades.

Quizás no te agrade escuchar esto, pero él ya se siente mal por haber hecho lo que hizo. No hay necesidad de insistir en los errores cometidos, porque tarde o temprano, no va aguantar más, y puede terminar siendo él quien se aleje.

[ Lee también: ¿Cómo saber si una relación va mal? ]

Núm. 4 No hagas comparaciones

Este consejo se aplica a todas las facetas de tu vida. Una vez que decidas seguir en tu matrimonio, incluso después de una infidelidad, tienes que recordar nunca hacer comparaciones.

No compares cómo era la vida de ustedes antes del incidente. No te compares con la mujer con quien tu cónyuge te engañó (no le digas “¡la bicha esa!” jejeje).

No compares tus expectativas con la realidad.

No compares tu idílica vida pre-infidelidad con la situación actual.

Claro, comparar el pasado con el presente es una manera de mejorar y aprender de los errores cometidos, pero comparar cada pequeña cosa, sin duda, hará que te enfoques demasiado en lo difícil que será poder arreglar las cosas de nuevo.

Núm. 5 Aprende a perdonar

Este es quizás el consejo más difícil de tomar. Puede que nunca puedas olvidar lo que pasó, pero debes aprender a perdonar. Sin el perdón, tu matrimonio no va a sobrevivir.

No importa qué tan largo, duro y lleno de baches sea el camino hacia el perdón, tienes que hacerlo por el bien de tu relación. Si te encuentras que no puedes dejar de lado lo que pasó, entonces quizás sea mejor que te alejes, por el bien de los dos.

Nada puede, ni siquiera un matrimonio de acero, aguantar la presión y el peso de una infidelidad si el perdón no está presente.

Núm. 6 La relación puede fortalecerse después de una infidelidad

Existen parejas en las que la infidelidad ha fortalecido la relación, al lograr que se valoren más el uno al otro. Lamentablemente, los seres humanos no valoramos lo que tenemos hasta que lo vemos perdido. Por esa razón, cuando la relación se encuentra en la cuerda floja, aprendemos de los errores y apreciamos más a nuestra pareja.

Claro está, nunca podemos considerar la infidelidad como algo positivo para la pareja. La humillación no es fácil de perdonar y menos aún de asumir.

Deja que el tiempo se encargue de la relación. No creas que la confianza se va recuperar de un día para otro, se necesita tiempo. Si en verdad quieres seguir con tu marido, y no quieres echar por la borda tu matrimonio, debes apartar el rencor, el odio y el deseo de venganza por completo, porque de lo contrario no lograrás perdonarle nunca.

Loading...

A Otras personas también les gustó:

  • Ningun Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.