Cómo saber si te ponen los cuernos

 

como saber si te ponen los cuernos

Cómo saber si tu esposa tiene una aventura

Hay muchas señales de advertencia que hacen que sea fácil saber si tu esposa te está siendo infiel. Es importante tener en cuenta sin embargo, que la presencia de alguna de estas señales de advertencia no son una prueba de que tu esposa te está engañando. No se deben hacer suposiciones automáticas ya que esto es muy perjudicial para relación.

 

Cómo saber si te ponen los cuernos:

Loading...

 

Núm. 1 Señales de advertencia físicas

Hay muchas señales físicas obvias y otras no tan obvias que pueden indicarte que tu esposa tiene una aventura. Estas señales de advertencia deben encender las alarmas, porque tu esposa te puede estar engañando.

 

– Tu esposa de repente comienza a utilizar métodos anticonceptivos, cuando la posibilidad de embarazo es casi inexistente (ya que te hiciste la vasectomía, por ejemplo).

 

– Le ha dado por comprarse ropa, incluyendo ropa interior y conjuntos sexys; o dio un cambio dramático en su forma de vestir o su apariencia.

 

– Mantiene ropa y otros artículos para el cuidado personal en la maletera del carro, cuando antes no lo hacía.

 

– Aparecen una serie de facturas telefónicas, consumos en su tarjeta de crédito y utiliza cajeros automáticos fuera de la zona donde generalmente se desplaza.

 

– El asiento de pasajero no está en la posición en que siempre está, y no hay ninguna razón lógica para que lo haya movido.

 

– Encuentras números de teléfono, notas y artículos de hombre (que no son tuyos) en la casa, en el carro, en los bolsillos de su abrigo o escondidos en otros lugares.

 

[ Lee también: ¿Por qué las mujeres son infieles a sus esposos? ]

 

Núm. 2 Cambios en su conducta

Aparte de las señales físicas de engaño, hay muchas señales en su  comportamiento que pueden ayudarte a saber si tu esposa tiene un amante. Si bien estas señales de advertencia deben ser motivo de preocupación, también es importante tener en cuenta que pueden haber otras razones para estos cambios en su comportamiento.

 

– Se esmera en vestirse para tareas tan elementales como ir al mercado, hacerse las uñas o ir a la peluquería.

 

– De repente le empieza a sonar el teléfono o le llegan numerosos mensajes de texto. Lo peor de todo es que se niega a decirte con quien estaba hablando. Ahora resulta que le entran muchos “números equivocados” o se caen las llamadas cuando contesta el teléfono.

 

– Se vuelve distante, es poco expresiva y no le provoca tener relaciones sexuales o intimidad.

 

– Ahora resulta que tiene que trabajar hasta tarde, y apenas llega se ducha o cambia de ropa de inmediato. Cuando va a la panadería o al banco tarda más de lo habitual.

 

– Pelea por cualquier cosa y sale de casa para que las cosas de “enfríen”.

 

– Se ha vuelto olvidadiza, falta de energía, siempre está cansada y muestra falta de interés en la relación en general.

 

– Te critica todo lo que haces, cuando antes no se le ocurriría contrariar tus decisiones.

 

– De repente empieza a mirar a otros hombres en público, como si no le importara que estés a su lado, cuando antes no se atrevería a hacer algo semejante.

 

[ Lee también: ¿Cómo sé si mi esposa me engaña? ]

 

Núm. 3 Antes de acusar a tu esposa serte infiel

Es importante tener en cuenta que las señales anteriores no deben ser utilizadas para hacer suposiciones y acusaciones de infidelidad. Las señales de advertencia son sólo eso – señales de que puede estar ocurriendo una infidelidad. La presencia de una o dos señales no significa que ella te está engañando con otro, ya que puede haber otras circunstancias subyacentes.

 

¿Cómo saber si te ponen los cuernos?

La comunicación es esencial en cualquier matrimonio. Cuando hay numerosos indicios y sospechas presentes, puede ser necesario que hables de frente con tu esposa. Independientemente de la forma en que lo enfoques, la confrontación debe darse de una manera tranquila y racional, sin acusaciones ni comentarios hirientes.

 

Al tratar este tema con tu esposa debes estar calmado y sereno, no recurras a la violencia y no hables de este tema en presencia de los niños o en público.

Loading...

A Otras personas también les gustó:

  • Ningun Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.