Aprende cómo ser el amante de una mujer casada

como ser el amante de una mujer casada

Cómo conquistar a una mujer casada

No sé porque siempre tengo que antojarme de mujeres casadas, de hecho, mis aventuras más intensas y placenteras han sido con las mujeres de otros hombres (debo confesar que me encanta comer del plato ajeno).

Si eres como yo, seguramente sueñas con tener una aventura con una mujer casada. A diferencia de las mujeres solteras, las casadas son ideales cuando se busca tener una aventura sexual sin rollos ni compromisos.

En lo personal me encanta ser el amante de una mujer casada que quiere vivir fuera de casa aquello que no consigue con su marido.

[ Lee también: Cómo saber si le gustas a una mujer casada ]

¿Sabías que es mucho más fácil llevar a la cama a una mujer casada que a una soltera?

Así como lo lees, como las casadas no están buscando el amor de sus vidas, sino una aventura ocasional, pues no se ponen con falsas posturas. Ellas van a lo que van, a vivir una aventura con un hombre que les levante la autoestima, que las haga vivir emociones intensas y las haga sentirse sexys, eróticas y sensuales.

La mujer casada quiere en esas pocas horas que tiene para ser infiel, vivir la aventura y la descarga de adrenalina que produce estar con otro hombre que no sea su marido, quiere tener un amante para poder continuar luego con su aburrida vida matrimonial.

¿Cuál es la ventaja de ser el amante de una mujer casada?

La mujer casada no está interesada en tu salario, qué carro conduces, donde vives o el tamaño de tu cuenta bancaria. Ella no está interesada en la mayoría de las cosas que les interesan a las mujeres solteras. Ella está buscando lo mismo que tú: tener sexo casual y explosivo sin ningún compromiso.    

Esta es la gran ventaja de salir con mujeres casadas, ellas quieren lo mismo que tú y son muchísimo más fáciles de seducir que las solteras.

¿Cómo debo acercarme a una mujer casada para seducirla?   

Ten presente siempre esto: la forma de abordar a una mujer casada es la misma que utilizas para acercártele a una soltera. No permitas que el estado civil de tu futura amante te intimide o detenga tus pretensiones de hacerla tuya. Ella es una mujer, por lo tanto puede ser seducida y llevada a la cama como cualquier otra.

Recuerdo a una estupenda mujer casada que pensé me costaría mucho llevarla a la cama (10 años de matrimonio, 2 hijos, buena posición económica, chapada a la antigua) y resultó que estaba tan frustrada sexualmente que solamente me tomó dos salidas para hacerla mía.

En una ocasión fui a visitarla mientras su marido se encontraba de viaje, su hijo menor estaba en su habitación viendo televisión y ella le llevó un frasco de leche condensada con galletas para que se entretuviera (sabía que eso lo iba a mantener ocupado un buen rato mientras su mami atendía la visita, je,je,je).

Ni te cuento lo satisfactorio que fue para mí revolcarme con ella y darle sexo parejo en la misma cama en que su marido la hacía bostezar.

[ Lee también: Cómo hacer llegar a una mujer al clímax ]

Cómo ser el amante de una mujer casada

¿Qué debes ofrecerle a una mujer casada para que se atreva a ser tu amante?

¡Ofrécele diversión y emoción!

Así como lo oyes, ¡diviértela!

Lo más probable es que esa mujer casada esté muy aburrida en casa con un marido que no la satisface en la cama.

Si eres el hombre que le ofrece un cambio en su vida y puedes darle la diversión que anda buscando, ten por seguro que va a querer arriesgarse a tener algo contigo.

Lo que sea que hagas, no te vuelvas posesivo con ella y siempre trátala como si fuera tu novia, ya que para tener un hombre que la atormente, ya tiene a su marido.

Sé el hombre con el que ella quiera pasar un buen rato porque eres divertido, sin compromisos y con quien puede hablar… ¡y porque eres muy diferente de su aburrido marido!

[ Lee también: Señales de que le gustas a una mujer casada ]

Demuéstrale que le vas a guardar el secreto

Si puedes demostrarle a tu mujer casada que eres discreto en tu proceder, ella se atreverá a correr el riesgo de tener una aventura contigo. Puedes ser el hombre más atractivo, divertido e interesante, pero si no le ofreces discreción, no tienes ninguna oportunidad con ella.

Lo último que necesita una mujer casada  es un hombre que ande contando por allí sus aventuras, y que esto llegue a oídos de su marido y pierda su matrimonio por una relación con un hombre que no supo estar a la altura de las circunstancias.

Una mujer casada cuando busca un amante, quiere un verdadero hombre, no quiere un niñito para andar cuidando de él y aceptarle sus malcriadeces, ella quiere estar con un hombre discreto que sepa guardar el secreto de su infidelidad, y que le dé en las pocas horas que puede estar fuera de casa todo lo que su marido no quiere o no puede darle.

¡Dale el mejor sexo de su vida!

como ser el amante de una mujer casada

Dale a tu mujer casada el sexo que su marido no le da y la tendrás en tu cama las veces que quieras

Una  de las principales razones por las que las mujeres casadas se buscan un amante es porque su vida sexual se ha vuelto rutinaria y aburrida, y se encuentran sexualmente insatisfechas. Tú eres quien viene a devolverle la alegría y la pasión a su vida.

Si logras darle a esa mujer casada el sexo que su marido no está en capacidad de darle, puedes estar seguro que no te olvidará jamás, y querrá escaparse contigo en cada oportunidad que se lo propongas.       

¿Quieres saber cómo arrancarle a esa mujer casada los orgasmos más intensos que jamás haya sentido, así tenga años con su marido?

Aprende AQUÍ cómo volver a tu amante sexualmente adicta a ti…

convertirte en el amante ideal que satisface a toda mujer

Sé lo que su marido no es

Para ser el amante ideal de una mujer casada, debes ser el hombre que su marido no es – es decir, el hombre que ella desearía que él fuera.

Una mujer casada no va a querer tener una aventura con un hombre que sea una copia al carbón de su esposo, para eso se queda con él y no arriesga nada. Ella busca alguien diferente.

Supongamos que su marido es del tipo intelectual, culto y educado, ella seguramente se sentirá atraída por un hombre menos formal, quizás hasta un poco rudo.  

Con esto no quiero decir que una mujer casada rechace de plano tener un romance con un hombre que se asemeje a su esposo, pero casi todas las mujeres que tienen una relación fuera de su matrimonio lo hacen principalmente para salir de la rutina y vivir una excitante y apasionada experiencia sexual completamente diferente a la que tienen en casa.    

[ Lee también: Cómo hacer disfrutar a una mujer en la cama ]

Escúchala sinceramente

Ella querrá estar contigo si eres un buen oyente. Después de todo, si quieres llevarla a la cama, al principio debes dedicar muchas horas a escucharla, que es seguramente lo que su marido no hace.

Es muy probable que en su matrimonio no haya comunicación, y su marido sea poco afectuoso y no le ofrezca cariño. Ahí es donde entras tú, a llenar ese vacío en su existencia.

Bueno, mi estimado, ya sabes cómo ser el amante de una mujer casada, ahora te toca  ponerte en acción y esperar el momento oportuno para hacer tuya esa mujer casada que tanto deseas.

Loading...

A Otras personas también les gustó:

  • Ningun Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.